La contaminación plástica en camino de duplicarse para 2030

Un nuevo informe del PNUMA  advierten sobre las nefastas consecuencias para la salud, la economía, la biodiversidad y el clima.

El informe destaca las nefastas consecuencias para la salud, la economía, la biodiversidad y el clima. También dice que una reducción drástica del plástico problemático, evitable e innecesario es crucial para abordar la crisis de contaminación global en general.  

Para ayudar a reducir los desechos plásticos a la escala necesaria, propone una transición acelerada de los combustibles fósiles a las energías renovables, la eliminación de los subsidios y un cambio hacia enfoques más circulares hacia la reducción. 

Titulado  De la contaminación a la solución: una evaluación global de la basura marina y la contaminación plástica , el informe muestra que existe una amenaza creciente, en todos los ecosistemas, desde la fuente hasta el mar. 

Soluciones a mano 

Pero también muestra que existe el conocimiento para revertir la creciente crisis, siempre que haya voluntad política y se tomen medidas urgentes. 

El documento se publica 10 días antes del inicio de la crucial Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima, la  COP26 , y hace hincapié en que los plásticos también son un problema climático.  

Por ejemplo, en 2015, las emisiones de gases de efecto invernadero de los plásticos fueron de 1,7 gigatoneladas de CO2 equivalente; para 2050, se prevé que aumenten a aproximadamente 6,5 gigatoneladas. Ese número representa el 15 por ciento de todo el presupuesto mundial de carbono, la cantidad de gas de efecto invernadero que se puede emitir, sin dejar de mantener el calentamiento dentro de los objetivos del Acuerdo de París . 

Reciclar no es suficiente 

Al abordar las soluciones al problema, los autores vierten agua fría sobre las posibilidades de reciclar para salir de la crisis de contaminación plástica. 

También advierten sobre alternativas dañinas, como los plásticos de base biológica o biodegradables, que actualmente representan una amenaza similar a los plásticos convencionales. 

El informe analiza las fallas críticas del mercado, como el bajo precio de las materias primas de combustibles fósiles vírgenes (cualquier material biológico renovable que se pueda usar directamente como combustible) en comparación con los materiales reciclados, los esfuerzos inconexos en la gestión de desechos plásticos formales e informales, y la falta de de consenso sobre soluciones globales. 

En cambio, la evaluación pide la reducción inmediata de la producción y el consumo de plástico y fomenta una transformación en toda la cadena de valor. 

También solicita inversiones en sistemas de monitoreo mucho más robustos y efectivos para identificar las fuentes, la escala y el destino del plástico. En última instancia, es necesario un cambio a enfoques circulares y más alternativas.  

Argumentos a favor del cambio 

Para la Directora Ejecutiva del PNUMA , Inger Andersen, esta evaluación “proporciona el argumento científico más sólido hasta la fecha de la urgencia de actuar y de la acción colectiva para proteger y restaurar nuestros océanos, desde la fuente hasta el mar”. 

Dijo que una preocupación importante es lo que sucede con los productos de descomposición, como los microplásticos y los aditivos químicos, que se sabe que son tóxicos y peligrosos para la salud y los ecosistemas de las personas y la vida silvestre. 

“La velocidad a la que la contaminación plástica del océano está captando la atención del público es alentadora. Es vital que usemos este impulso para enfocarnos en las oportunidades para un océano limpio, saludable y resistente ”, argumentó la Sra. Andersen.  

Problema creciente 

Actualmente, el plástico representa el 85 por ciento de toda la basura marina. 

Para 2040, casi se triplicará, agregando entre 23 y 37 millones de toneladas métricas de desechos al océano por año. Esto significa unos 50 kg de plástico por metro de costa. 

Por ello, toda la vida marina, desde plancton y mariscos; a aves, tortugas y mamíferos; se enfrenta al grave riesgo de intoxicación, trastornos del comportamiento, inanición y asfixia. 

El cuerpo humano es igualmente vulnerable. Los plásticos se ingieren a través de mariscos, bebidas e incluso sal común. También penetran en la piel y se inhalan cuando se suspenden en el aire. 

En las fuentes de agua, este tipo de contaminación puede provocar cambios hormonales, trastornos del desarrollo, anomalías reproductivas e incluso cáncer. 

Economía 

Según el informe, también hay consecuencias importantes para la economía mundial. 

A nivel mundial, al contabilizar los impactos en el turismo, la pesca y la acuicultura, junto con el precio de proyectos como las limpiezas, los costos se estimaron en seis a 19 mil millones de dólares por año, durante 2018. 

Para 2040, podría haber un riesgo financiero anual de $ 100 mil millones para las empresas si los gobiernos les exigen que cubran los costos de gestión de residuos. También puede conducir a un aumento de la eliminación ilegal de desechos domésticos e internacionales. 

El informe informará las discusiones en la Asamblea de la  ONU para el Medio Ambiente  en 2022, donde los países se unirán para decidir el camino a seguir para una mayor cooperación global. 

_________________
Accede a otros artículos sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible en redsostenible.com y síguenos en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube, LinkedIn y TikTok.